4 consejos para decorar una recámara pequeña

por Juan Carlos Sanchez

Para descansar bien, necesitas estar en un entorno en el que te sientas cómodo. Y el entorno más reconfortante es el que está bien decorado y distribuido. Aquí te decimos cómo conseguirlo si tu recámara es muy pequeña. 

Lo multifuncional

El éxito de las navajas suizas radica en poder hacer mucho con poco. Lo mismo pasa con los muebles en una pequeña habitación. Usa elementos que puedan cumplir con varias funciones para ahorrar espacio. Un ropero que también es librero, un buró que es escritorio, o una cama que es sofá son sólo algunos ejemplos de esto. 

¡Contra la pared!

No todo necesita una mesa. Actualmente encontramos lámparas y televisores que se apoyan mejor en la pared que en cualquier otro lugar. ¡Más espacio en segundos!

Todo tiene su lugar

La clave de una recámara pequeña bien decorada es la organización. Ésta se optimiza con estantes que puedas pegar a la pared y distribuir en toda la habitación. Pon libros, ropa o adornos. ¡El límite es el techo! 

¿Y a dónde fue el color?

El color blanco crea la ilusión de estar en espacios más amplios. Esto debido a la luz que refleja. Pinta tu habitación de blanco e incluye elementos de colores llamativos para contrastar y darle personalidad. ¡Verás qué bien te queda!
¿En busca de más ideas?


Tags:
Más noticias